EPSIA-Dex

EPSIA-Dex

dijous, 23 d’octubre de 2014

Pautas para evitar el déficit de autoestima en niños


Para evitar el déficit de autoestima en los hijos
Recomendaciones para padres
 Tratarles con cariño. Comunicarnos con respeto.
  • Sustituir el “eres” por el “estás”, concretando la conducta y no etiquetando: no es que seas desordenado sino que cuando no ordenas la habitación…
  • Resaltar aspectos positivos (especialmente que tengan que ver con él) ayudándole a que se forme un adecuado autoconcepto de él mismo: qué bien se te da… Refuerzo positivo.
  • Valorar el esfuerzo y no sólo el resultado. Evitar informar de una falta de capacidad frente a un fracaso.
  • Ayudarle a aceptar sus limitaciones. Evitar comparaciones. Nadie es perfecto y es normal que ciertas actividades/ asignaturas, etc. le cuesten.
  • Ayudarle para que se fije metas realistas.
  • Poner límites, establecer responsabilidades, pedir favores, darle confianza… así le facilitamos oportunidades de éxito.
  • Ayudarle a resolver problemas sociales y de la vida diaria, para que sea más autónomo.
  • Recordar experiencias pasadas en las que tuvo éxito.
  • Ayudarle a conseguir éxito social. Muy importante que al menos tenga un amigo. Fomentar asertividad.
  • Educar en comportamientos prosociales. Ayudar a los demás repercute en el positivo autoconcepto.
  • Dedicarles un tiempo especial. Prestar atención individualizada, atender a lo que nos dice, dedicar un tiempo individualizado a poder ser diario (a solas con cada padre y sin otros hermanos) con la intención de divertirnos. Esta estrategia además mejora los celos entre hermanos y el comportamiento/ obediencia.
  • Interesarnos por sus intereses y gustos. Hacerle sentir especial, diferente, e interesante. Que se sienta orgulloso de ser quien es.


Para evitar el déficit de autoestima en los alumnos
Recomendaciones para profesores

  • No esperar el mismo resultado académico para todos los alumnos.
  • Establecer planificaciones realistas de trabajo.
  • Aceptar sus limitaciones y valorar más el esfuerzo que el éxito.
  • Facilitar la posibilidad de elección.
  • Fomentar la autonomía del alumno.
  • Establecer normas claras y explícitas de la conducta.
  • Dar al alumno confianza y responsabilidades.
  • Facilitar que el alumno se sienta aceptado y respetado.
  • Fomentar las tareas en grupo. Es importante que el niño esté bien integrado socialmente con sus compañeros.
  • No corregir al alumno delante de los demás compañeros, mejor en privado.
  • Elogiar adecuadamente (explicando el motivo) al alumno delante de los compañeros.
  • Trabajar en colaboración con los padres y resto de profesorado.
  • Reconocer delante de los alumnos que los profesores también comenten errores y que nadie es perfecto.
  • Dar a los alumnos muestras de afecto y hacerles sentir importantes.


(Bermúdez, 2001)


Alejandra Raventós
Psicóloga infanto-juvenil
Nº COPC 15746

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada